spoon

Patatas especiadas al horno

1

Category:


Esta receta es sencilla y resultona a partes iguales. La vi en un libro de Karlos Arguiñano, y se ha convertido en una de mis favoritas para hacer las patatas como guarnición. Además, al llevar las patatas partidas por la mitad, se reduce considerablemente el tiempo dentro del horno, uno de los mayores inconvenientes a la hora de hacer patatas asadas cuando vamos con prisa. Yo uso patatas medianitas, y en 30 minutos las tengo listas (añade, eso sí, 10 minutos más para precalentar el horno). El resultado merece la espera.
Van muy bien como acompañamiento de carnes.

Ingredientes (para dos personas):
  • 4 patatas medianas o 2 grandes
  • Sal y pimienta
  • Pimentón dulce
  • Hierbas de Provenza 
  • Un chorrito de aceite de oliva
Preparación:
  • Se precalienta el horno a 200ºC, durante unos 10 minutos.
  • Mientras tanto, se lavan bien las patatas, porque van a ir al horno sin pelar. Se parten por la mitad, a lo largo. Con el cuchillo, se hacen unos cortes, en el interior.
  • En una bandeja de horno, se coloca un papel y se rocía con el chorrete de aceite. Se espolvorea con la sal, la pimienta, el pimentón y las hierbas de Provenza.
  • Se colocan las patatas sobre el papel y las especias, con la parte del corte tocando la bandeja y la mezcla de aceite y especias.
  • Se hornea unos 30-40 minutos, dependiendo de lo gordas que sean las patatas.



Ensalada de endivias y salmón ahumado

0

Category: ,


Y de bastantes más cosas, en realidad. Pero no voy a contar la receta en el título, así que vayamos por partes. Esta ensalada la comí por primera vez en Francia, y es un clásico, al menos en mi familia de allí. La endivia cruda es algo bastante insólito todavía en España, aunque va entrando discretamente en las cartas de ensaladas, pero sigue asociándose a lo malas que están cocidas, con jamón y bechamel. Yo confieso que las odio profundamente así, amargan muchísimo y no me aportan nada. Pero como una de mis virtudes es no dejarme guiar por los prejuicios y dar una segunda oportunidad a lo que no me convence de primeras, cuando me pusieron delante una ensalada con las endivias como protagonistas, me animé a probar. Y menos mal, porque esta verdura cruda, bien lavada y, ojo, secando cada hoja bien, a mano, con un papel de cocina, no amarga nada. Al contrario, es un bocado fresco y crujiente, que al no tener un sabor muy definido, deja hablar al resto de los ingredientes que metas. Me encantó la combinación con el ahumado, las nueces y el queso. La manzana le da otro punto de frescor algo más ácido (vale cualquiera, pero la granny smith le va especialmente bien), y el conjunto es una ensalada muy original y completa, por el aporte de las proteínas del salmón.

Ingredientes: (para 2 personas)
  • Tres endivias
  • Media manzana (Granny Smith o Golden)
  • 50 grs. de salmón ahumado
  • Queso Comté cortado en dados, al gusto (podría servir un manchego semicurado)
  • Pasas de ciruela, cortadas en cuatro, al gusto
  • Nueces, al gusto
  • Vinagreta de mostaza
Ingredientes de la salsa vinagreta de mostaza:
  • 2 cucharaditas de mostaza de Dijon
  • 7 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de vinagre
  • Sal y pimienta
Preparación:
  • Separar las hojas de las endivias y lavar. Secar las hojas una a una con papel de cocina, es la forma de que no amarguen y no agüen la salsa. Trocear las hojas de endivia.
  • Pelar y cortar en dados la manzana.
  • Cortar en trocitos el salmón ahumado
  • Hacer dados el queso, partir las ciruelas y cascar las nueces, troceándolas también un poco, tampoco demasiado.
  • Mezclar la vinagreta con la ensalada y a disfrutar.
Preparación de la vinagreta:
  • En un tazón, poner la mostaza, el aceite, el vinagre, la sal y la pimienta. Mezclar hasta que se emulsione bien.
  • Echarlo en un bote de cristal con tapa. Cerrar y agitar con ganas. La salsa quedará mucho más cremosa, y puede guardarse lo que sobre (que sobrará).
  • Esta vinagreta va muy bien con cualquier ensalada, pero también con pescados cocidos en frío, por ejemplo.